Alicia en el País de las Maravillas

viernes, 18 de enero de 2013

Alicia en el pais de las maravillas Tim Burton


Alicia en el pais de las maravillas lewis carroll
Lewis Carroll (1832-1898) nos empujó hacia el abismo oculto en la madriguera de un conejo, llevándonos de viaje hacia el País de las Maravillas. La primera vez que los lectores se encontraron ante las aventuras de Alicia fue en el año 1865, y desde entonces no ha dejado de causar fascinación. 

El verdadero nombre del escritor es Charles Lutwidge Dodgson, y su profesión, profesor de matemáticas, influyó en su obra. En la lectura de las aventuras de Alicia nos encontramos continuamente con problemas de lógica, que despiertan nuestra mente y no nos dan tregua. 


Ilustración de John Tenniel
Todos los lectores fascinados por Alicia se preguntarán ¿de dónde nació este brote y derroche de imaginación? La respuesta se encuentra en un paseo en barca por el Támesis, que dio el escritor con las hijas de un amigo. Allí les narró un cuento, ese cuento fue el origen del País de las Maravillas y de todos sus locos habitantes. La publicación de Alicia fue acompañada de las ilustraciones de John Tenniel, amigo del escritor. 



En la dorada tarde nuestra barca
se desliza sin prisa:
impulsan ambos remos unos brazos 
inhábiles de niñas, 
mientras en vano sus manitas pugnan
por trazar nuestra vía.

¡Ah, Trinidad cruel! ¡En esa hora, 
bajo un cielo de ensueño,
cuando el aire no agita ni una hoja,
me piden que urda un cuento!
¿Más cómo va a oponerse una voz sola
a tres lenguas a un tiempo?

Prima, imperiosa, lanza el veredicto:
<Inícialo ahora mismo>.
Secunda, más benigna, solo pide
<que sea un sinsentido>, 
mientras Tertia interrumpe por minuto
una vez como mínimo.

Pronto las tres en silencio imaginan
las ideas y venidas
de la niña soñada en un país
de extrañas maravillas,
locuaz con bestias, pájaros...Que es cierto
casi lo jurarían.

Y cuando el narrador ya siente exhausta
su fuente de inventiva
y se propone a postergar la historia
diciendo con fatiga:
<Lo restante, mañana> ¡Ya es mañana!, 
reclaman las tres niñas.

Así surgió el País de las Maravillas, 
así, pues, paso a paso, 
se forjaron sus raras aventuras.
El cuento se ha acabado. 
Y en penumbra, feliz tripulación, 
hacia casa remamos. 

Recibe, Alicia, el cuento y deposítalo 
donde el sueño de Infancia
abraza a la Memoria en lazo místico,
como ajada guirnalda
que ofrece a su regreso el peregrino
de una tierra lejana. 

Con este poema da inicio el relato de Alicia, en él, Carroll nos da las claves de cómo concibió aquella tarde, conocida como la tarde dorada, a todos esos alocados personajes. El País de las Maravillas es un mundo al revés, nada parece tener sentido. 

Alicia en el pais de las maravillas disney lewis carroll tim burton

La obra de Carroll ha sido objeto de representaciones teatrales y de adaptaciones cinematográficas. Las más célebres son las de Disney. ¿Quién no recuerda a la adorable y atolondrada Alicia que nos presentó Disney tras los pasos del Conejo Blanco? Sin embargo, Tim Burton hizo alarde de una imaginación semejante a la de Carroll y nos trajo a una Alicia adolescente que regresa al mundo del que tan solo pensaba que era un sueño, un recuerdo. La primera adaptación de Disney unió los cuentos de Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo, ofreciendo una narración más lógica y ordenada. La versión de Burton recoge los personajes míticos de Carroll y crea otros nuevos, pero en su visión nos demuestra el profundo conocimiento y admiración que siente por la obra del escritor. 



Si aun no conoces la historia de Alicia ¿a qué estás esperando?

 


1 comentarios:

J.M Garceso dijo...

Un cuento que por siempre siempre será conocido^^

Publicar un comentario en la entrada

© Rocío Tudela. Con la tecnología de Blogger.